¿Qué es GPT-3?

GPT-3 es un enorme modelo del lenguaje capaz de simular el lenguaje natural. Ha sido desarrollado por OpenAi y se presentó por primera vez en el ICLR 2020. Esta plataforma de inteligencia artificial está compuesta de 175 billones de parámetros, lo que la convierte en la red neuronal más grande jamás entrenada.

GPT-3 puede hacer una gran cantidad de cosas, como responder preguntas, predecir el resultado de eventos y generar texto. Según OpenAI, el modelo es el resultado de tres años de investigación y está diseñado para "capturar la complejidad y la riqueza del lenguaje natural".

El objetivo de GPT-3 es simplificar el desarrollo de aplicaciones basadas en inteligencia artificial. De acuerdo con OpenAI, el modelo puede ser utilizado para "mejorar la eficacia y la velocidad con que se construyen y se entrenan modelos de NLP"

GPT-3 es un modelo de código abierto, lo que significa que cualquiera puede acceder al código y utilizarlo para sus propios fines. El objetivo del sistema es responder a las preguntas de forma natural, lo más parecido a como lo haría un ser humano. Parece que por fin ha llegado la inteligencia artificial de verdad, que no necesita de nadie para saber responder.

Su uso actual

El modelo GPT-3 actualmente no es una solución realmente práctica para muchos problemas industriales y por tanto, su uso hoy en día se limita principalmente a la comunidad investigadora, que lo trabaja a partir de una API.

El objetivo de este trabajo es demostrar los actuales límites de este sistema y el potencial para el futuro. Para ello se han realizado varias pruebas de evaluación de GPT-3 en tareas de traducción, comprensión de texto, generación de texto y búsqueda de información. 

Los resultados de estas pruebas muestran un rendimiento prometedor, aunque todavía insuficiente para sustituir a los sistemas actuales. Sin embargo, el potencial de GPT-3 es evidente y se espera que en el futuro mejore significativamente.

Un gran potencial

Pese a estas limitaciones, existen otros modelos similares a GPT-3, pero más pequeños, que ya suponen una auténtica revolución. Su aplicación se puede ver en las tecnologías del lenguaje humano (procesamiento de lenguaje, habla, traducción, búsqueda o asistentes virtuales), en la generación de imágenes o audio e incluso en las ayudas a la programación de ‘software'.

Es el caso de sistemas como GPT-2 (OpenAI), BERT y T-5 (Google), ROBERTA (Facebook) o CTRL (Salesforce). Aun así, GPT-3 se presenta como una alternativa con un gran potencial de cara al futuro.

¿Cómo se ha creado GPT-3?

GPT-3 es el fruto de una alianza entre OpenAI, la fundación de investigación de inteligencia artificial de Elon Musk y Microsoft.

La inteligencia artificial desde la perspectiva de OpenAI es una de las amenazas más grandes a las que se enfrenta la sociedad, y la fundación tiene la intención de afrontarla de forma responsable, siguiendo una estrategia de divulgación del conocimiento y no solo de la tecnología.

OpenAI quiere hacer público GPT-3 para que la comunidad científica pueda trabajar con él y estudiarlo a fondo, antes de que la inteligencia artificial pueda convertirse en una amenaza para la sociedad. La fundación cree que GPT-3 es una de las inteligencias artificiales más inteligentes creadas hasta la fecha, pero no piensan que sea la inteligencia artificial definitiva.

Para que una inteligencia artificial sea realmente peligrosa, necesitaría una inteligencia más profunda que la de GPT-3, y eso no parece estar en el horizonte.

¿Cómo funciona GPT-3?

Funciona utilizando una técnica de inteligencia artificial llamada aprendizaje automático. Esto significa que GPT-3 no ha sido programado de forma específica para hacer nada, sino que ha aprendido por sí mismo a partir de un gran conjunto de datos.

La inteligencia artificial se ha entrenado para leer y comprender textos, y luego utilizar este conocimiento para responder a preguntas de forma razonable.

Es capaz de leer y comprender textos de una forma muy similar a como lo haría un ser humano. Por ejemplo, si le preguntas a GPT-3 qué es un gato, la inteligencia artificial será capaz de leer una definición de gato y luego responderte de forma razonable.

La inteligencia artificial también es capaz de responder a preguntas más complejas, como por ejemplo, qué es el amor, aunque no es capaz de comprender el concepto de amor de la misma forma en que lo haría un ser humano.

¿Cuáles son las posibles aplicaciones de GPT-3?

Las posibles aplicaciones de GPT-3 son diversas y variadas. Se espera que el modelo pueda ser utilizado para mejorar y personalizar la experiencia de usuario en dispositivos móviles, para el desarrollo de aplicaciones de inteligencia artificial y para la creación de contenido en línea.

Algunas de las posibles aplicaciones de GPT-3 incluyen:

 

  • Traducción: es capaz de traducir textos de un idioma a otro de forma muy precisa.
  • Búsqueda de información: puede buscar información en Internet de forma muy eficiente.
  • Reconocimiento de objetos: es capaz de reconocer objetos en imágenes de forma muy precisa.

 

Este modelo también podrá utilizarse en una amplia gama de áreas incluyendo el procesamiento del lenguaje natural, la inteligencia artificial, la robótica, la biología y la medicina.

0 comentarios

No hay comentarios.

Añadir un comentario al post


apps